Viajes mochileros. En solitario. Por libre. Generación Beat
viajes mochileros por libre y en solitario.
relatos de viaje, mochileros, generación beat, en solitario, por libre, blog viajes, diarios de viaje, senderismo
586
page-template-default,page,page-id-586,page-child,parent-pageid-5,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

El autor y sus relatos de viaje

 

Este blog anónimo surge de la necesidad de atesorar las experiencias de un viajero cualquiera a lo largo de los años. Vagabundo desde la adolescencia, viajar se convirtió para mí en una forma de vida. Estos diarios nunca fueron concebidos para publicarse, son políticamente muy incorrectos y no demasiado meditados. Eso sí, son fiel reflejo de las experiencias que viví, de cómo me sentía, y tal vez por ello, por su honestidad, merezca la pena compartirlos. Relatos de viaje en el tiempo, en el espacio, en la realidad y en mi propia psique. El monólogo interior de una corriente de conciencia. Masturbación, en el fondo.

 

No olvido, claro, que todo resulta inútil cuando hasta los pájaros están tristes. Sin embargo, si llegáis por azar a leer estas líneas y os tomáis un tiempo para perderos en estos relatos, es porque compartís mi pasión. Me gustaría pensar que, de alguna manera, ya sois parte de mí, y yo de vosotros.

 

Bienvenidos.

 

El movimiento Beat

 

Esto no es un blog sobre el movimiento Beat. No es un blog sobre literatura ni sobre arte. No hay poesía, ni jazz, ni crítica literaria en este sitio. No hay haikus, ni inspiración oriental alguna, ni siquiera un leve regusto a los cincuenta en Denver. Tampoco encontrarás aquí historias legendarias de Sal Paradise, Dean Moriarty u Old Bull Lee; por estos lares es todo mucho más mundano. Y es que aquí no hay héroes, esa es la verdad, solo un espíritu, tal vez un golpe, un latido, que diría Jack Kerouac.

 

Ese espíritu es el que trato de incorporar a mis relatos pero sobre todo a mis viajes y a mi vida. Así pues, estos escritos hechos de entrañas, a medio camino entre la prosa espontánea y la corriente de conciencia, pretenden plasmar diferentes experiencias conectadas con un preciso instante, eterno y pasajero. Odio y miseria, eso me sobra. Aquí tenéis mi alma.